La castración en gatos: Mitos y Verdades

Te presentamos tips fundamentales para cuidar la salud de tu gato castrado.

Hay varios mitos alrededor de la castración en los gatos ya sean machos o hembras. Los más comunes son: sedentarismo, tendencia a engordar y cambios en su carácter. Estas no son consecuencia directa de la castración, sino que se producen cuando un dueño no acompaña correctamente el proceso.

La edad ideal para la castración de un gato (macho o hembra) es a partir de los 6 meses, dado que habrán alcanzado el tamaño adulto.

Una vez producida la castración, el animal pierde su centro de interés sexual. Esto hará que traslade ese interés a otras cosas, como por ejemplo, la comida. La clave para evitar que tu gato aumente de paso es simplemente no aumentar la ración ni la frecuencia de su alimentación.

Podemos estimularlos para que se enfoquen en el juego, creando ambientes agradables con accesorios acorde a sus intereses. Hoy en día hay gran variedad de juguetes, rascadores, sogas, etc. ideales para mantenerlos entretenidos y activos.

Aunque los paseos siempre están asociados a una rutina con caninos, es importante acompañar el proceso con paseos diarios para estimular el ejercicio en tu gato. Especialmente si pasa la mayor parte del día en casa y no suele tener contacto con el exterior.

Además, es importante tener en cuenta que en el mercado hay una gran variedad de alimentos balanceados específicamente formulados para controlar el peso de los gatos castrados y ayudan a prevenir problemas urinarios, placa dental y sarro.

La castración es fundamental para la salud del gato, sea hembra o macho.

Los beneficios que aporta son…

  • Evita la superpoblación de animales en estado de abandono.
  • En épocas de celo, evita que tu mascota se escape de tu casa por su impulso de reproducirse. En estas salidas, se exponen a accidentes de tránsito, peleas con otros felinos y contagio de enfermedades de diversos tipos.
  • Reduce la aparición de enfermedades a largo plazo como son los tumores ováricos o testiculares.
  • Desalienta el hábito de orinar en cualquier lugar de la casa, como costumbre para “marcar su territorio”, facilitando el aprendizaje para el uso de la bandeja con piedritas higiénicas.

Castrar a tu gato es la mejor manera de cuidarlo! Si esta información te resultó útil e interesante, compartila con tus amigos para que cada día haya en el mundo más #MascotasPower.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s